Usted preguntará por qué tuiteamos

Si Benedetti estuviese vivo sería una gran tuitero, y les aseguro que nos regalaría preciosuras hechas palabras. Ay Mario, cómo me hubiera gustado leer tu nueva versión de “Porque cantamos” en 140 caracteres luego de que Estela de Carlotto encontrase tras más de 30 años de infatigable búsqueda a su nieto Guido.

Sin título

Podría escribir sobre identidad como podría también escribir sobre la memoria. Podría también hablar sobre justicia, podría hablar de verdad. Podría escribir y hablar de lo que todos están escribiendo y hablando. Hay una catarata de ingeniosos tweets, estados de Facebook rebalsados de felicidad e infinitos artículos reflexivos -supongo que el mío es uno de ellos- sobre lo que significó el encuentro del nieto N° 114. 

En su célebre poema “Porque cantamos”, Mario Benedetti (1920-2009) se preguntaba que pasaba con los “nuestros que quedaron sin abrazo”. Habría que contarle al poeta uruguayo que hoy Estela rodeará a su nieto con la calidez necesaria para recuperar el tiempo perdido.  Y muchos que fuimos afortunados de nacer en una Patria que daba sus primeros pasos en la auténtica democracia celebramos junto a ella este destello de luz que sale de esa grieta oscura que es la historia argentina.  

“Si cada noche siempre era una ausencia y cada despertar un desencuentro” escribía Mario… Y así como Estela hay un coro de voces pidiendo justicia para llegar a la verdad, esa verdad que abraza la autenticidad de las identidades. Entonces, en las noches de ausencia no nos queda más que soñar la posibilidad de que el despertar sea un nuevo encuentro porque quien renuncia a sus sueños está también renunciando a sí mismo. Estela nunca se rindió y cada noche acarició esperanzas antes de dormir.

Encontramos en las redes sociales un escenario de celebración. Y celebramos la verdad porque en ella encontramos belleza, esa belleza irrefutable que hace aletear inevitables sonrisas en nuestras bocas. Si Mario, tenías  razón: cantamos porque el sol nos reconoce y porque cada pregunta tiene su respuesta. En ese territorio de laconismos que supone Twitter y ese espacio discursivo mucho más grande que supone Facebook, se seguirá escribiendo esta poesia. 

Usted preguntará por qué tuiteamos.

 

Publicado el 6 de Agosto en DataRioja: http://datarioja.com/index.php?modulo=notas&accion=ver&id=6083&PHPSESSID=571064aa3a8b019826bd0213c25d9832

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s