Y sin embargo, se mueve

“Eppur si muove” fue la hipotética frase que habría pronunciado Galileo Galilei después de abjurar la versión heliocéntrica del mundo ante el tribunal de la Santa Inquisición. No es la idea polemizar sobre ciencia y religión, porque históricamente ya se pelearon bastante: empecemos a creer en lo que nos subleve la identidad.

notas_imagenes_18295_50531

Hace un par de meses, me explicaron por primera vez la Teoría de las Cuerdas para poder entender cuál es el origen del universo. Pero antes, me preguntaron cómo creía yo que se originó el universo, a lo que respondí que tengo una doble teoría, imposible e irónica, a lo mejor para nada conciliadora entre los polos que la componen: una postura científica-cristiana. Respondí que, para mí, el universo se formó a partir de la explosión del Big  bang –ese pequeño punto que contenía la materia, la energía, el tiempo y el espacio- pero para que ese “punto” explotase, “alguien” debió haberlo creado primero. Una inteligencia suprema, la misma que dotó de cerebro a los humanos (que lo sepamos usar ya corre por cuenta nuestra), y que esa inteligencia suprema era un Dios.

Quién me preguntó esto me dijo que respetaba mi postura y que de cierta forma pensaba igual que yo. Luego me contó, de una manera muy sencilla y bastante gráfica, sobre la Teoría de las Cuerdas: “En pocas palabras, la materia genera gravedad. En los telescopios cuando los científicos ven el espacio, ven que entre las galaxias hay muchísima gravedad pero no ven la materia que genera esa gravedad y por eso la llaman ‘materia oscura’. Se la llama ‘materia oscura’ porque o no hay nada o no se sabe si hay o no; lo cierto es que hay mucha gravedad. Según la Teoría de las Cuerdas, la gravedad vendría de un universo solapado a este donde vivimos y que está en otra dimensión. El único problema es creer esta teoría porque se basa en que los átomos y todas las partículas subatómicas están formadas de ‘cuerdas’ que se enrollan unas con otras formando átomos, electricidad y todo lo que conocemos… y esas cuerdas se enrollan en las tres dimensiones que conocemos, pero además se enrollan en otras ocho dimensiones más, dando un total de once”. ¿Se imaginan mi cara cuando me explicaron todo esto? Primero sufrí un piquete cerebral, un cortocircuito psicosomático. Traté de poner en orden cada concepto para poder entender mejor esta teoría -soy comunicador, no físico- y luego cuando releí lo de “la gravedad vendría de un universo solapado a este donde vivimos y que está en otra dimensión”, sonreí porque me imaginé un mundo compacto con personas alargadas y de caras chatas, todos “solapados” como si fuésemos un puñado de caricaturas en una tira de ciencia ficción.

 Cuando Galileo anunció que no vivíamos en el centro del universo, la autoestima del hombre se hizo añicos al igual que cuando Darwin nos dijo que no habíamos sido creados por Dios en un instante milagroso. No obstante, estoy seguro de que estas mentes brillantes también sopesaron que existe una inteligencia suprema que va dejando sus huellas impresas en cada cosa que nos rodea. Así como pasa en la Teoría de las Cuerdas, habrá quienes estén de acuerdo o y habrá quienes no lo estén, habrá quienes crean y aquellos que simplemente no lo crean así: es cuestión de creer, de tener fe y no una fe endilgada a su concepto dogmático y religioso. Todo es cuestión de creer (“tené fe que las cosas van a salir bien, tené fe que él va a cambiar, tené fe que esas cuestiones en tu trabajo van a mejorar”) y de entender que la fe es ese nombre que le podemos poner a todo aquello sobre lo que no nos podemos pronunciar con total certidumbre, pero que igualmente esperamos ansiosos que se resuelva, ya sea en ésta o las otras dimensiones que habitamos. 

 

 

Publicado el 13 de Agosto en DataRioja: http://www.datarioja.com.ar/index.php?modulo=notas&accion=ver&id=6091&PHPSESSID=100d786cf68ff1f13961d0c24aff56ea

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s