Este puñado de párrafos

notas_imagenes_92752_19433

En la última entrega de los premios Oscars, hubo tres momentos en los que me gustaría detenerme. Arranco celebrando la victoria de “En primera plana” (“Spotlight”) como Mejor Película. Dirigida por Tom MacCarthy, “En primera plana” cuenta la investigación del diario estadounidense Boston Globe sobre cómo la cúpula eclesiástica de la ciudad, y en particular el cardenal Bernard Law, escondieron de forma sistemática los abusos sexuales cometidos por casi un centenar de curas. Michael Sugar, uno de los productores, ya con la estatuilla en mano, se despachó con unas palabras al Papa Francisco y al Vaticano: “Papa Francisco, es hora de proteger a los niños y restablecer nuestra fe”, y luego agregó, que esta película le dio “voz a los supervivientes. Este Oscar amplifica esa voz, lo cual esperamos se convierta en un coro que resuene y llegue hasta el Vaticano”. Resta esperar que Francisco escuche. Y que haga algo al respeto con respecto a los casos de abuso sexual cometidos por miembros del clero de la Iglesia católica sin resolver.

Otro momento esperado fue cuando se anunció el Oscar a Mejor Actriz, que fue a caer en las manos de Brie Larson por su interpretación en la tremenda película “La Habitación” (“Room”). Claro está que este logro no hubiese sido lo que es sino se le da mérito a quién a mi parecer fue el mejor actor de este año: Jacob Tremplay (es más, si este niño de tan solo 9 años hubiese sido considerado al premio de la Academia como Mejor Actor, creo que Leonardo DiCaprio hubiese tenido que esperar un año más). Tremblay interpreta a Jack, un niño de cinco años para el cual la habitación donde vive es el mundo entero, el lugar donde nació, donde come, juega y aprende con su madre (Larson). Por la noche, su mamá lo pone a dormir en el armario, por si viene el viejo Nick. La habitación es el hogar de Jack, mientras que para su madre es el cubículo donde lleva siete años encerrada, secuestrada desde los diecinueve años. Es una historia desgarradora, aterradora; pero sumamente necesaria. De solo pensar cuántas “habitaciones” se replican por el mundo entero, estremece.

Por último, me detengo en la actuación de Lady Gaga. La cantante dejó atrás su extravagancia y sus vestidos de carne, para interpretar de manera impecable “Til It Happens To You”, nominada como Mejor Canción. “Till It Happens To You” se desprende de la banda de sonido el documental “The Hunting Ground”, que explora los casos de violación en campus universitarios de los Estados Unidos. La canción reza lo siguiente: “Hasta que no te toque a ti / no vas a saber qué se siente”. Para su número, Gaga estuvo acompañada de de un grupo de sobrevivientes de abuso, lo que convirtió en su interpretación en una de las más conmovedoras de la noche. Y cómo para no hacerlo. ¿Cómo ponerse en la piel de una persona cuya voluntad ha sido doblegada? Una cosa es mirar la cicatriz desde lejos; otras despertarse todo los días con ella observándote fijo, recordándote lo que alguna vez te robaron.

Puede ser hoy. Puede ser mañana. En un mes o en un año tal vez. A lo mejor, nunca. Puede ser tu hija que empezó el jardín o tu sobrino que empezó catequesis. Puede ser también tu hermano saliendo del trabajo, o tu hermana volviendo a casa después de una larga jornada universitaria. Puede ser cualquiera, incluso puede tocarme a mí que estoy escribiendo esto. Incluso puede tocarte a vos, que lo estás leyendo. Nadie está exento, y aunque cada vez los casos de abuso sexual parecen tomar mayor notoriedad en los medios, no cesan de multiplicarse como una célula cancerígena en la sociedad. Entonces hay que volver a exponerlos, contar lo que está sucediendo y ayudar a abrir los ojos a más de una persona que piensa que las violaciones ocurren en un mundo ajeno al suyo. Hay que ayudar a mantener los ojos abiertos siempre. Así sea con películas, así sea con documentales, así sea con canciones. Así sea con este puñado de párrafos.

 

Redacción DataRioja – 02/03/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s