Yo no leo mujeres

page.jpg

No, yo no leo mujeres.

Escuché esto más de una vez y aún no caigo. Ante tal afirmación, pregunto siempre con cara de desconcierto: por qué. ¿Por qué no lees mujeres? Y las respuestas son tan insólitas como ridículas: porque no me gustan como (ellas) escriben, porque nunca me sentí atraído a la lectura femenina, porque generalmente no soy de leer novelas. Entonces cierro los ojos, suspiro y cometo el peor de los errores: me callo. ¿Cómo explicar lo que sentís cuando nadás en la conciencia de la señora Dalloway de Virginia Woolf? ¿O cómo ponés en palabras el estremecimiento que te produce leer el cuento “Mariposas” de Samanta Schweblin? ¿Cómo explicar el vértigo que te genera Rosa Montero en su distópica historia “El peso del corazón” o cómo te conmueve narrándote la vida de Marie Curie en “La rídicula idea de no volver a verte”? Me callo. Me callo porque no sé qué contestarles a “los que no leen mujeres”, no sé qué retrucarles o cómo explicarles ese mundo fascinante que crearon para nosotros (y estimo que para ellas mismas también) estas escritoras.

Mi biblioteca está poblada de mujeres: los vertiginosos mundos de Virginia Woolf y Clarice Lispector, los cuentos viajeros de Hebe Uhart y los oscuros de Samanta Schwblin, las crónicas, las entrevistas y los perfiles periodísticas de Leila Guerriero, el mágico universo potteriano de J.K. Rowling, las novelas de Isabel Allende con las que me crio mi vieja. También están presentes Laura Restrepo, Milena Busquets, Paula Brecciaroli… Y la lista sigue: los policiales de Gillian Flynn, y las historias a las que siempre vuelvo de la mano de dos de mis estimadas Claudia Piñeiro y Rosa Montero. Y aún hay espacio reservado para esas autoras con las que tengo una cita pendiente: Selva Almada, Ariana Harwicz, Eugenia Almeida, Sylvia Plath, Jane Austen, Ursula K. Le Guin, Agatha Christie, entre otras que siento que al no leerla, me pierdo una parte inmensa del mundo.

Hay gente que se espanta cuando les cuento que no, que aún no leí “Rayuela” de Cortázar o algún otro libro considerado un clásico universal. Supongo que es el mismo espanto que siento yo cuando me comentan totalmente despreocupados –y la mayoría carentes de argumentos o con algunos bastantes precarios- que ellos leen de todo, menos mujeres. Menos mujeres. Como si la condición femenina sea sinónimo solamente de novela rosa. Déjenme decirles algo: un hombre puede ser igual –o peor- de romántico: para mí, de hecho, la mejor historia de amor jamás escrita es “El amor en los tiempos del cólera” y hasta donde sabemos, el Gabo tenía los huevos bien puestos. El prejuicio es un condicionante vil que cierra puertas, te obnubila la razón y hasta incluso te mancha los sentimientos.

Siglo XXI y no puedo creer que siga escribiendo esto. Pero aquí voy, una vez más: la literatura no se define ni masculina, ni femenina. No hay tal ruptura: solo hay personas que escriben y punto. Ahí debería terminarse esta absurda distinción que a un par de editoriales les sirve para clasificar los títulos que publican. No leer mujeres por el solo hecho de que quienes escriben son mujeres es un pensamiento arcaico, de una cabeza hermética e incluso triste. Escribo esto mientras a mi lado descasa “Leonora” de Elena Poniatowska. Este libro estuvo en mi biblioteca dos años y medio. Dos años y medio tuvo que esperar hasta que empiece a leer. Tras un par de intentos fallidos, en estos días lo empecé de nuevo y lo estoy devorando. Es hermoso. No voy por la página 70 y ya lo estoy recomendando. Pienso en el tiempo que perdí. Pienso además en lo que siempre pienso cuando me sucede esto: cada libro tiene su tiempo. Cada escritor también. Yo solo espero que cuando se den cuenta de lo maravilloso que escriben las mujeres no sea demasiado tarde.

Redacción DataRioja – 09/03/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s